Crítica - Frank (2014)

Etiquetas:


http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

Bajo la máscara de la locura

 La cuarta película del director irlandés Lenny Abrahamson es un auténtico canto a la música desde la perspectiva más romántica. En este sentido se asemeja a las recientes películas “Once” y “Begin Again”del también irlandés John Carney. Ambos directores profundizan acerca del mundo de la música a través de su independencia, del proceso creativo que conlleva sin disponer apenas de medios y la dura batalla que precede al éxito que supone un éxito personal. En el caso de Lenny Abrahamson, se entiende además un nexo en común entre esta película y sus tres trabajos anteriores (Adam & Paul, Garaje, What Richard Did) en cuanto a que sus personajes siempre se encuentran en el lado más marginal de la sociedad y desde ahí adquieren cierta grandeza para convertirse en personajes de indudable identidad y de conflictos por resolver.

En “Frank”, asistimos a la grabación de un disco por parte de una extraña banda musical y la visión de un recién llegado (Jon) un joven muy apasionado pero con poco talento que se une de manera casi accidental a la banda y que marcará un antes y un después en la misma. La excentricidad de todos sus miembros resulta muy sugerente a la hora de abordar la historia, y el tono cómico que contiene el personaje de Jon resulta muy atractivo, pero sin duda lo más arrebatador está en el personaje de Frank. Extraño, magnético y sobre todo muy enigmático. Protagonizado por un sensacional Michael Fassbender (al que no cuesta mucho imaginárselo leyendo el guión de esta película y sintiéndose muy atraído por trabajar con este personaje), en un papel donde prácticamente toda la película no se le ve la cara, escondida en una extraña y surrealista máscara que mantiene al personaje en una plácida separación del mundo exterior y sus sentimientos.



El tono de locura aborda toda la película, especialmente en tres de los personajes, pero eso no hace que pierda un ápice de autenticidad ni que la película se vaya por derroteros extraños, sino que más bien al contrario, el film de Abrahamson siempre mantiene un atractivo interés, rodeado por una extraña magia de la que es dificil no sentirse atraido, con algún y acertado elemento cómico y con una estupenda banda sonora como mecanismo imprescindible para transportarnos al mundo de una banda musical que no lucha por gustar a masas y sobre todo al mundo de Frank, del que poco a poco iremos conociendo, y quizás, queriendo.

La pareja Abrahamson- Fassbender logran un excelente trabajo muy bien acompañados por una magnífica Maggie Gyllenhaall en una película que se nutre del trabajo de sus actores, incluido la química que deben lograr para que el conjunto sea creíble y perfectamente ordenado, dentro de la aparente locura que supone la grabación de un disco de música alejados de la civilización. Domhnall Gleeson por su parte también realiza un buen trabajo y sirve de punto de conexión acertado entre banda y espectador, para una más fluida relación entre ambos.
Una excelente película que bajo la aparente sencillez de la historia se esconde un magnífico homenaje a la música en su sentido más independiente y una lección de buen cine.



sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario