0

Crítica de: 127 horas

Etiquetas:


http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

Atrapado

El recientemente oscarizado Danny Boyle se ha adaptado con tanta facilidad al cine contemporáneo que se mueve con extremada soltura y solidez en todos y cada unos de sus terrenos, y le permite obtener oro de una historia aparentemente simple.

Sin apenas personajes, con un guión extremadamente simple (basado en la historia real de un aventurero se queda atrapado en una montaña con mínimas posibilidades de salir con vida) y con la imaginación como único medio para solventar la película, Boyle va construyendo un elegante producto que nos atrapa desde un primer momento, casi desde el primer plano, y a base de una cámara inquieta, una potente e incesante música (A.R. Rahman vuelve a colaborar, además de un sensacional tema de Dido) y la extraordinaria interpretación de James Franco consigue de "127 horas" un estupendo film donde suspense, angustia, drama e incluso comedia se mezclan con la suficiente destreza para poder estar hablando de una de las películas del año.

Y es que el director inglés, lejos de acomodarse tras su exitosa "Slumdog Millonaire", busca proyectos atratctivos y arriesgados, y "127 horas" no lo podía ser más. Al igual que Rodrigo Cortés con su reciente "Buried", Boyle tiene poco material para transformar un accidente en un prodigioso ejemplo de narración dinámica y con un fascinante montaje (esto la diferencia de la anterior película mencionada) logra una fluidez excepcional de una historia que debe discurrir con habilidad para conseguir el objetivo final.

Entretenida como pocas, y excelentemente dirigida por quien ya ha demostrado con creces que su capacidad de adaptación no conoce límites, y sobre todo emocionante hasta el punto de no saber qué es lo que va a pasar con este aventurero que poco a poco vamos conociendo un poco mejor y que se debate entre la vida y la muerte debido a un golpe de mala suerte.

Boyle sigue estando en forma, y eso siempre es una excelente noticia para el mundo del cine.



sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0

Crítica de: Primos

Etiquetas:


http://3.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSomcfPypI/AAAAAAAAAUU/lkx-sfjdZYo/s1600/2.png

Descompuesto y sin novia

Resulta realmente extraño y un caso ciertamente atípico dentro del mundo del cine, que un director que realizase la sensacional “Azuloscurocasinegro” (grata sorpresa en su momento del cine independiente) y la más que digna “Gordos” donde supo conjugar con cierta originalidad el drama con ligeros toques de comedia, se lance de manera descabellada hacia una comedia descarada y abiertamente comercial, y lo haga con un producto tan flojo y por ende decepcionante.

El guión, aún siendo prometedor, de manera casi instantánea se va transformando en una historia predecible, en una escapatoria hacia el maravilloso lugar de Comillas, en un ambiente vacacional y fiestero que anima al humor y la comedia pero que se hunde en un fallido intento de conjugar comedia festiva con superficiales momentos sentimentales.

Con todo, “Primos” se perfila como un atractivo producto divertido, que tendrá su aceptación, y que nos deja momentos cómicos de ligero acierto, donde el potencial de los actores mantienen viva la llama de la risa aunque sólo sea por sus interpretaciones. En este sentido Quim Gutiérrez se conforma como el auténtico motor de la comedia (pese a no tratarse de un actor cómico) y como un estupendo personaje que haciendo vibrar a una suerte de secundarios como Antonio de la Torre o Raúl Arévalo permiten que la película se desarrolle de manera aceptable y discurra por terrenos amables aunque abiertamente insuficientes. Por otro lado, el hecho de incluir a los mismos actores para las películas de Daniel Sánchez Arévalo además de confundir a los personajes, les impide obtener la credibilidad necesaria para que el personaje, con su propia personalidad nos plantee situaciones efectivas y contundentes.

Da la impresión de que “Primos” pudiera ser un paréntesis en la prometedora carrera de Daniel Sánchez Arévalo, antes de afrontar nuevos proyectos más sólidos, y nos hallemos ante un puro divertimento sin ninguna pretensión más que agradar al espectador y buscar la propia diversión.
En cualquier caso se trata de un paso atrás en un intento de crear una comedia al uso donde tan sólo el buen hacer interpretativo puede otorgarle algún potencial y donde el discurrir de los acontecimientos nos confirma que no ha habido excesivo interés ni por sorprender ni por innovar.


sergio_roma00@yahoo.es

0

Crítica de: Miel

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSnzlXVRvI/AAAAAAAAAT8/bLj9Tfh1ZpU/s1600/3.png

Densidad y belleza

Formando parte de una trilogía que comenzó con "Huevo", a la que le siguió "Leche" y precedida por el prestigioso galardón del reciente Oso de Oro de Berlín (festival que siempre suele tener bastante buen gusto), nos llega a las pantallas (sin haberse estrenado aún en nuestro país las dos primeras mencionadas) esta interesante película del no menos interesante cineasta turco Semih Kaplanoglu.

La película narra la historia de un niño de 6 años en una zona rural y los pormenores que ello conlleva. La imaginación, los deseos, los miedos o las propias curiosidades infantiles centran el mundo de Yusuf en un viaje hacia la desconocida cotidianidad donde muchas situaciones serán novedosas, otras terriblemente tristes y la gran mayoría extrañas.
Yusuf siente admiración por su padre, recolector de miel y que inevitablemente marcará su vida para siempre.

Arropada por una espléndida fotografía donde los claroscuros centran toda la atención y la diversidad de paisajes iluminan en otros momentos la película de manera notable, "Miel" se articula como un profundo y reflexivo estudio contemplativo de la vida de Yusuf, a través de diversos pasajes. Todos y cada uno de estos pasajes tendrán una razón de ser y formarán parte de un mecanizado juego de estructuras narrativas que si bien centran el interés al comienzo de la película, a la larga la envuelven de cierta densidad que le impide desarrollarse con la fluidez necesaria para que la atención adquiera un ritmo constante.

El interés, inevitable, por el devenir de Yusuf, está conseguido, y la solidez de un discurso narrativo de notables influencias y de elevada proporción permiten que la película discurra casi siempre en un plano de indudable factura y consiguen que arte fotográfico, silencios imaginativos y bellos marcos argumentales se fundan con libertad para formar una película que bien puede ser considerada un perfecto broche final a una trilogía que se configura de manera muy original en retroceso narrativo.

Kaplanoglu culmina una extensa obra de una calidad notable con este film, que si bien se infiltró por sorpresa como vencedor en Berlín, se ha ido ganando poco a poco el aplauso y el respeto de quién se ha acercado a verla.

Una propuesta arriesgada, pero siempre con el broche de una calidad contrastada pese a que en ocasiones la densidad no nos permita contemplar la belleza del bosque.


sergio_roma00@yahoo.es