Crítica de: Si la cosa funciona

Etiquetas:


http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSnzlXVRvI/AAAAAAAAAT8/bLj9Tfh1ZpU/s1600/3.png

Dejarse llevar

Abrumados y casi indefensos ante el desfile de mediocres comedias americanas (y alguna que otra española) que circulan últimamente sobre una pasarela de poca exigencia, resulta revitalizante que Woody Allen nos deleite con una nueva comedia, a su más puro estilo y con aires abiertamente desenfadados.
Cierto es que el hábil cineasta neoyorkino recurre con naturalidad a su genuino e identificativo cine, pero no menos cierto es que lo realiza de manera tan brillante y con un guión tan exultante que en ningún caso se le puede tachar de reiterativo o poco original.

Tras su (interesante) aventura londinense y su (discreto) paseo catalán y con un guión guardado durante treinta años, Woody Allen no sólo regresa a su ciudad natal para volver a rodar, sino que regresa al cine que tantos éxitos le ha proporcionado y en el que se mueve como pez en el agua. Desde un primer momento, Allen logra la complicidad del espectador hablándole (literalmente) a la cara y a partir de ahí transportarle a un viaje con tintes divertidamente surrealistas como sólo podrían proporcionar un cruce explosivo de personajes y situaciones.

El primer y principal personaje es Boris Yellnikoff, egocéntrico, misántropo y maniático personaje interpretado sensacionalmente por Larry David, conocido por sus apariciones en la televisión estadounidense, y en un papel que le encaja a la medida. A través de este actor, Allen consigue que un personaje uraño, asocial y a todas luces antipático, resulte interesante, simpático y en la mayor de las ocasiones agradable. No podemos obviar el marcado reflejo de alter ego que posee Yellnikoff respecto a Woody Allen y la facilidad con que a través de él, el director se posiciona en algunos aspectos y se divierte especulando en otros. Reflexiona, afirma, discute y proporciona moldes para adentrarnos en su particularísimo mundo donde cinismo y desvergüenza se dan la mano con el día a día cotidiano. Allen se siente cómodo con el personaje principal, y aunque tiene un guión pre-establecido le deja actuar, le proporciona vida y se deleita observando hacia dónde gira y cómo reacciona en su fortuita interconexión con el otro personaje contrapuesto: Melodie. Terrible y a su vez deliciosamente inocente, inculta y por momentos irritante es el personaje que interpreta la bella Evan Rachel Wood. Una auténtica contraposición a la inteligencia y supuesto raciocinio de Yellnikoff, y que a la larga y tras una peculiar convivencia otorgarán las situaciones y diálogos más divertidos de todo el film. Una provocación que proporcionará por un lado un escenario de momentos irónicos, y por otro una excusa perfecta para confrontar estilos de vida, de pensamiento y de actitud hacia las adversidades.

El amor, está, pero nadie le reclama, es casi anecdótico y no será determinante en sus aspectos fundamentales. Conformarse, dejarse llevar “si la cosa funciona”, y dar importancia al azar en su reverso más irónico es el eje fundamental en el que se moverán toda una serie de personajes con los que Allen juega a hacerlos soñar dentro de las paredes con que la vida oprime.

Irreverente, sin vergüenza y sin complejos. Una obra sin excesivas pretensiones, en un tono engañosamente menor, con la que Woody Allen regresa sus orígenes, y con ello, a la comedia inteligente.


sergio_roma00@yahoo.es

20 Cine-Comentarios:

  1. HI dijo...:

    www.humorinteligente.org

    Si no te parece mal, hemos publicado tu artículo en nuestra web, un saludo! esperamos tus comentarios.

  1. Anónimo dijo...:

    El más genuino Woody Allen, pasé un rato muy divertido; lo único que eché en falta fué mas Manhattan.

  1. Anónimo dijo...:

    Ese plano donde boris despues de lavarse las manos atraviesa decididamente como si lo hiciera cada dia la cristalera de su apartamento es lo mejor que he visto en mucho tiempo

  1. Anónimo dijo...:

    simplemente grandioso

  1. Anónimo dijo...:

    Vaya castaña de peli.La peor de Woody Allen.

  1. Anónimo dijo...:

    Desde luego la mejor pelicula de la cartelera actual, divertida e ingeniosa.

  1. Anónimo dijo...:

    Sinceramente de lo peor de Woody Allen. No podemos compararlo a la típicas comedias penosas que nos suele traer las majors, pero a Allen se le debe exigir un nivel de calidad y no rodar una película porque le toca rodar. Eso sí, la escena del último intento de suicidio es buenísima.

  1. Anónimo dijo...:

    No sé que le veis a esta pelicula.Es un alegato antireligioso, pro ideologia de género. Es un mitin politico en el que toda la bazofia ideológica de zapatero se expone: destrucción de la familia (hombre-mujer); matrimonio gay; aborto; religión=represión de la sexualidad; la fidelidad en la pareja no existe; creencias en lo absurdo( la vidente); odio a los iconos de la derecha.. Es un filme deleznable, venenoso, ideológico a más no poder.

  1. Anónimo dijo...:

    Buena pelicula, podría ser mejor?
    claro, pero sería otra entonces.

  1. cierto, en la peli a veces falta un poco de amor...pero hay mucho cariño y apaño

  1. Anónimo dijo...:

    Yo no la describiría como película deleznable, pero sí como una de las más flojas de Allen, apta para el consumo americano y donde solo falta la bandera de dicho país en la escena final y el pavo para completar un cuadro tópico, típico y moralista a más no poder.
    ABURRIDA.

  1. Anónimo dijo...:

    Es una de las mejores peliculas que vi, sobre todo cuando el le habla al expectador xD siempre pense en las peliculas cuando las veo como "son actores "jaja y aca te sacan de lugar, realmente cada vez entiendo mejor sobre las ideologia de los genios, pienso igual que Boris; tiene partes muy graciosas. y realmente muestra que las personas son felicez siendo ellas mismas.
    Un gusto ver esta peli

  1. Shei Em dijo...:

    No creo que la película tenga la intención de destruir todos esos valores de los que mi querido anónimo (quien publica el 9 de noviembre) habla. Mas bien me parece que demuestra que hay que cuestinar a los mismos, sacarlos de la universalidad en la que la racionalidad los coloca y dejar de tomarse a la moral como algo eterno e indiscutible, ya que es algo pasajero, histórico, que muchas veces no se adecúa a nuestra realidad y nos cercena de lo que realmente queremos ser.

  1. Anónimo dijo...:

    No tenéis ni puta idea, ya saltan los gilipollas de siempre con los comentarios ideológicos, políticos y religiosos. Iros a tomar por culo!!. Vean la película sin prejuicios imbeciles!!...Puta religión y putos valores inculcados de cuna, que no les dejan ver mas aya de la punta de su poya...
    No habéis visto una pelicula de Woody Allen en vuestra penosa vida. Menudo imbecil que hace un alegato a la moralidad de la derecha insinuando que la película comulga con los valores de zapatero, valiente estúpido hijo de puta!, Seguro que el cura de su iglesia de la daba por el culo a este imbécil. Hagan todas las criticas que os salgan de los cojones, pero no metan ideologías politicas ni la puta religión que os parió, corrompís lo mas hermoso de la vida, la libertad verdadera sin valores inculcados.

  1. Anónimo dijo...:

    Yo creo que es más bien una crítica a los valores tradicionales (todo lo que se considera que esta bien) también nos incita a seguir adelante y no rendirse, porque si la cosa funciona... Si se nombra a la iglesia es porque es la que mas insiste en que sigamos una ética que no nos llena a todos.

  1. Anónimo dijo...:

    falla el protagonista buen argumento ;)buenos encuadres y movimientos de camara,los tios no somos tan tontos o quizas si jejeeje...

  1. Anónimo dijo...:

    solo queria decirle al anónimo del 2 de marzo, que "aya" no se escribe asi. Es "Haya".

  1. elfigurante dijo...:

    Es que nadie ha visto el final de la pelicula?

    Ahi deja bien claro la intencion de todo el argumento, tan simple como eso.

    Creo que el film no tiene mas pretensiones que ese mensaje final, todo lo demas es o casual por que simplemente era el mejor ejemplo existente al que echarle mano, aunque sea un ejempo prejuicioso echo tópico.

    Eso es lo mas gracioso de todo: que la pelicula probablemente tambien sea un tópico en el pensamiento humano y eso sea lo que mas nos cabree a todos. Pero la verdad, y lo pregunto sin ser un herudito del cine: ¿Algun otro film habia plasmado asi este pensamiento acerca de la vida? Si hay respuesta la agradecere.

  1. Anónimo dijo...:

    worms........leo estos comentarios y si.nadie , nadie entiende esta pelicula..espero algun dia se despierten pensando como boris ese genio de la fisica q casi se gana el novel y cuando vean que somos todos unas fucking bacterias venidas a mas..quizas entiendan un poquito mas de que trata esta increible pelicula. PD: AGUANTE BILL MAHER

Publicar un comentario