Crítica de: Paul

Etiquetas:

http://1.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSpoo9gwlI/AAAAAAAAAUk/uZXrU9_m6Zs/s1600/1.png

Road movie extraterrenal

Dentro de lo que se suele llamar despectivamente como americanadas, esta tediosa película ocuparía sin lugar a dudas un lugar importante. Y no sólo por la falta de originalidad, que la hay, ni por el desorbitado compendio de diálogos y situaciones absurdas y predecibles, que también las hay, sino principalmente por una exacerbada acumulación de tópicos burdamente estructurados que hacen de lo que podía haber sido una interesante película, un producto rápidamente facturado y con un objetivo muy concreto.

Si el director Greg Mottola nos había resultado ligeramente divertido con aquella comedia del 2007 “Supersalidos” y nos resultó ciertamente interesante con la comedia adolescente “Advetureland” dos años después, se esperaba que con este film se diese un paso de calidad en el género y estuviésemos ante el salto si no definitivo, sí importante. Pero nada más lejos de la realidad, nos encontramos con un torpe tropiezo, de una película que aburre de principio a fin y solo encuentra cierto interés en la magnífica interpretación (vocal) de Seth Rogen y la caracterización digital del personaje principal, Paul. Un extraterrestre un tanto peculiar, que si bien sus diálogos no están a la altura del personaje, en no pocas ocasiones nos provoca toda la risa que le falta a la película en su conjunto, y adquiere cierta gracia con ese aire desinhibido y chulesco.

Y es que aparte de esto, lo único que tenemos es una road movie, que bebe torpemente de un elenco de películas del género ciencia ficción-extraterrestres, con alguna que otra vaga referencia que incluso da vergüenza reseñar, y que se alimenta de un simple guión para intentar provocar momentos divertidos basándose únicamente en el personaje extraterrestre, que como hemos dicho antes, tiene su gracia.

Y gran parte de culpa de que nos hallemos ante tal fallida comedia, la tienen unas nefastas interpretaciones a cargo de los que también son los guionistas de la película Simon Pegg y Nick Frost, y de unos secundarios tan predecibles como aburridos, y tan encasillados como ridículos.

No es ni mucho menos la comedia del verano, a pesar de que en esta época seamos más proclives a la risa fácil, y no creo que suponga una película a tener en cuenta en ningún apartado concreto, lo que sí que es seguro es que supone un punto de inflexión preocupante en un director como Mottola, que había dado muestras de poder permanecer en el género de manera más que digna.



sergio_roma00@yahoo.es

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario