Crítica de: Super 8

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSnzlXVRvI/AAAAAAAAAT8/bLj9Tfh1ZpU/s1600/3.png

Emoción y nostalgia


Cuando una película viene precedida de una discreta pero efectiva táctica de marketing siempre hay que mantenerse alerta, e intentar preservar ese punto de objetividad que permita opinar sobre la película intentando no perder un norte fundamentalmente imparcial. Y es que resulta ciertamente complicado mantenerse firmemente impasible en pos de dicha visión objetiva, cuando un grupo de cineastas "atacan" el lado más débil y delicado de un espectador: la nostalgia. De principio a fin, existe un baño de alegre nostalgia que atrapará a todo aquel que creció con la fantasía de E.T., se inquietó con la misteriosa "Encuentros en la tercera fase" o se divirtió con las aventuras de "Los Goonies". Porque de todo esto hay en "Super 8" aunque sólo sea en pequeños retazos a veces o en directos homenajes a aquel cine de los 80.

Ya el mismo título del film nos traslada a aquella época en que las pelïculas caseras tenían ese aroma de lo sencillo, lo cotidiano y para los más intrépidos, la manera de hacer cine con escasos recursos. Tan escasos como los que disponen los niños protagonistas de la película, que con una cámara Super 8 al hombro se disponen a rodar un cortometraje de terror para participar en un concurso local de cine. Dicha aventura les llevará a rodar una de las escenas en la estación de tren donde ocurrirá el accidente que dará pie a todo el desarrollo de la historia.

Como película homenaje al cine de los 80 en general y al cine de Spielberg (productor) en particular, "Super 8" está cargada de todos esos elementos que nos permiten un ligero regreso al pasado. Pero además de esto, J.J. Abrahams añade su toque personal y convierte una película aparentemente sencilla en un "paquete sorpresa" donde cabe tanto el inevitable y muy estimable compendio de extraordinarios efectos especiales, como el intrigante juego de misterios a la hora de mostrar (con cuenta gotas y muy habilmente) la extraña criatura que pondrá patas arriba un tranquilo pueblo norteamericano.

Como ejercicio nostálgico hay que reconocer que la película funciona, con algún que otro momento emotivo, ilusiona y con un ligero toque contemporáneo, sorprende, por lo que ya sólo por esto nos hallamos ante un producto recomendable y poco decepcionante. Si la observamos en cambio un poco desde la distancia, buscando el aislamiento emotivo que puede producir el recuerdo es cuando nos encontramos con alguna laguna, principalmente en forma de guión y que permite reflexionar que se podría haber profundizado en una historia más genuina.

"Super 8" hará las delicias de mucha gente que estaba inconscientemente esperando un revival de cierta época cinematográfica y dejará bastante indiferente si no decepcionada a otro tipo de público aislado de factores externos y temporales.

En términos generales la película funciona y aunque no será, ni mucho menos la película del año, sin duda alguna dará que hablar.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario