Crítica - Hércules (2014)

Etiquetas:


http://3.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSomcfPypI/AAAAAAAAAUU/lkx-sfjdZYo/s1600/2.png

El mito se acerca a lo humano

Hércules es uno de los héroes de la mitología griega más célebres, no en vano su historia está cargada de abundantes relatos mitológicos sobre su figura, como los “doce trabajos”, y ha sido protagonista de novelas, comics y por supuesto películas. Dada la magnitud de la figura, resulta destacable el interés tomado a la hora de realizar esta película en torno a la humanización de Hércules. Tanto es así que en algunos pasajes, fruto de la admiración de muchas personas, él se complace de sus hazañas pero a su vez les quita hierro y las protege de una fina capa de humanización que resulta bastante acertado para el desarrollo de la historia.

El film no se centra ni en su infancia ni en sus comienzos con sus legendarias batallas, sino en la vida de Hércules en una edad madura, y con toda la fama y aura precediéndole. En estas circunstancias, se le presenta la oportunidad de ganar una buena cantidad de oro adiestrando y combatiendo junto a un pueblo griego que precisa defenderse de un despiadado líder y su ejército que se dedica a arrasar y quemar todos los pueblos por donde pasa. Aparte de la recompensa, Hércules se ve atraído por un desinteresado pero legítimo interés de justicia, lo que le otorga mayor atractivo a su carácter.

El director estadounidense Brett Ratner arrastra ya una larga trayectoria bastante singular. Comenzó con una comedia bastante mediocre y para el solo lucimiento de la pareja Jackie Chan y Chris Tucker y rápidamente logró el éxito comercial con “Hora Punta” y sus correspondientes secuelas. Jugó con ciertos y atractivos mecanismos cinematográficos en “Family Man”, se familiarizó con Hannibal Lecter en “El Dragon rojo” y finalizó la trilogía cinematográfica "X-Men" en el año 2006. Con otra comedia en medio (Un Golpe de altura) recientemente ha participado en la controvertida película conjunta “Movie 43”. Con semejante bagaje cinematográfico, no es de extrañar la elección de Brett Ratner para dirigir este film, aunando experiencia en cine de acción y capacidad de realizar un trabajo correcto sobre un héroe mitológico.

Y lo cierto es que la propuesta funciona en su cometido más liviano. Funciona en las escenas de acción (se ha descartado el derroche sangriento por unas escenas más sencillas, igualmente impactantes y bastante ordenadas), funciona con la elección del protagonista (Dwayne Johnson combina la musculatura necesaria, discreto atractivo, irónica sonrisa necesaria en algunos casos y sobre todo auténtico aspecto varonil, bien acompañado por los personajes secundarios) y funciona en el desarrollo de una historia que si bien no busca complejos caminos, simplemente sintetiza al máximo la corta (y acertada) duración del film y narra un capítulo atractivo y en ocasiones tenso.

Por supuesto que se podría esperar mucho más, y evidentemente no estamos ante la película definitiva sobre el héroe mitológico “Hércules”, pero Brett Ratner simplemente se dedica a ofrecer lo que promete, con oficio y sin necesidad de ningún tipo de mecanismo adicional que no sea la misma épica desde un punto de vista de humanización del personaje mitológico. En este sentido resulta curioso que ni si quiera se haya optado por añadir la siempre manida historia de amor de este tipo de palículas y lo que es más sorprendente, se haya descartado por completo las escenas sexuales, dando absoluto protagonismo a la épica, la emoción, y la intensidad de la historia sin ningún tipo de paréntesis ni desvío adicional.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario