Crítica - Les doy un Año

Etiquetas:





http://3.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSomcfPypI/AAAAAAAAAUU/lkx-sfjdZYo/s1600/2.png

El matrimonio y sus consecuencias 

Acerca del mundo de las relaciones de pareja, siempre tan complejas, se han escrito y realizado multitud de películas. En la mente siempre aparecerá la excelente comedia “La Costilla de Adán” con Katharine Hepburn y Spencer Tracy y recientemente –para no extendernos con ejemplos sobre este subgénero- nos llegó la divertida “Sex Tape. Algo pasa en la Nube” con Cameron Diaz y Jason Segel. “Les doy un Año” guarda un cierto parecido con esta última película, diferenciándose en que la primera es el sexo el que hace el primer año de casados una situación rutinaria, y en este último caso es la simple convivencia, y el mejor conocimiento de la otra persona lo que desemboca en una situación aparentemente insostenible sin un claro culpable o una causa determinada o destacable.


La historia no se anda con muchos rodeos en cuanto a los prolegómenos de la relación y sus inicios, simplemente sabremos que Nat y Josh se conocen y enamoran en una fiesta y que tras una relación de noviazgo terminan casándose, momento a partir del cual surge la expresión (comentada el mismo día de su boda por su cuñada) “les doy un año”. Expresión que se suele utilizar muy a menudo cuando hay parejas aparentemente incompatibles y que viven su historia alimentados por el enamoramiento inicial. Tanto Nat como Josh son de mundos diferentes, incluso son de caracteres completamente distintos, pero ambos harán lo imposible para romper pronósticos y llegar a al menos el primer año de casados.

Como comedia romántica Dan Mazer, que se ha caracterizado más bien por realizar “gamberradas” en televisión y cine (director de Dog Bites Man para televisión y guionista de “Borat: El Segundo Mejor Reportero del Glorioso País Kazajistan Viaja a América” y “Brüno” en cine) enfunda su espada de “alocada comedia” que nos podríamos esperar a tenor de sus anteriores trabajos y se centra en una historia elegante, con los elementos cómicos necesarios y cuidadosamente elegidos y con alguna que otra parábola moral aguantable y propia también de este tipo de cine. A pesar de eso, encontramos aspectos diferenciadores que la hacen atractiva y divertida a su vez, especialmente en la elaboración y tratamiento de un guión que si bien es ya de por sí bastante acertado y en el desarrollo del mismo donde jugarán también un papel importante tanto los actores protagonistas Rose Byrne y Rafe Spall como los secundarios Anna Faris y Simon Baker. Los cuatro cumplen bien con su cometido, y elevan el nivel de la película consiguiendo un póker de personajes acorde con lo que será un divertido juego de parejas. Capítulo aparte merece el personaje protagonizado por Stephen Merchant. Una sorprendente y refrescante aparición que le otorga ese aire “gamberro” con el que probablemente Dan Mazer se siente especialmente cómodo y sirve de contraste desenfadado -a pesar de la escasez de sus apariciones- al tono lineal y algo "sobrio" que la película mantiene casi siempre.

Resulta entretenida y contiene momentos muy divertidos, pero se echa de menos algo más de gancho, cierta originalidad a la hora de afrontar aspectos a los que poder sacar más jugo y algún que otro giro narrativo que se espera y que pocas veces llega. Aún así, resulta una buena carta de presentación como director cinematográfico por parte de Dan Mazer y un buen ejemplo de comedia serena, sin altibajos y bien conjuntada, en una propuesta aparentemente sencilla y sin engaños.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario