Crítica - The Last diamond

Etiquetas:


http://3.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSomcfPypI/AAAAAAAAAUU/lkx-sfjdZYo/s1600/2.png

Ladrón de guante blanco

El thriller francés suele gozar de buena salud, y se nos suele presentar de vez en cuando en la cartelera alguna que otra película interesante. Es el caso, por ejemplo, de la película que nos ocupa “The Last diamond”, que sin ser un prodigio de virtudes, sí contiene algún que otro elemento que la hace ligeramente interesante para una cartelera veraniega siempre bastante irregular.

El director, actor y guionista francés Eric Barbier se dio a conocer en la dirección con la película “Le brasier” una gran producción francesa del año 1990 que cuenta el drama de los inmigrantes polacos en una mina. Posteriormente dirige “Toreros” (con Sergi López y Maribel Verdú) y “La serpiente”, ambas películas con un marcado acento thriller que vuelve a repetir en esta última película. En “La serpiente” cuenta como protagonista con Yvan Attal y en este último trabajo vuelve a contar con él demostrando su confianza en un actor que por sí mismo hace crecer la película como padre sufridor en el primer caso y como ladrón de guante blanco en este último.

Además, del buen trabajo de Yvan Attal la película cuenta con el siempre aliciente de la presencia de una de las actrices más destacadas del momento como es Bérénice Bejo (“El Pasado (2013)” “The Artist”) para formar una pareja que si bien no cuenta con una excesiva química, si consiguen por separado realizar dos papeles más que aceptables dentro del poco margen de maniobra con el que parecen contar. Y es que la historia no es excesivamente complicada: se conoce la presencia de un mítico diamante, y la película se centra tanto en la preparación del robo como en su posterior perpetración, sin olvidarse de las consecuencias ulteriores.

En este recorrido sencillo, Barbier se centrará en toda una serie de elementos necesarios para lograr un thriller convencional y atractivo, logrando un buen resultado al respecto, pero olvidándose por completo de cualquier otro tipo de elemento que pese al riesgo pudiera elevar el tono de la película, quedándose en un producto de fácil consumo y fácil también olvido. En este sentido no hay mucha diferencia con las película de Fred Cavayé, por poner un ejemplo rápido y cercano, y se reduce al puro divertimento de una película, eso sí, tratada con mucho estilo, buena dirección de actores y cuidado ritmo narrativo.

Cuando la cartelera no está excesivamente vistosa, películas como esta, para los amantes del thriller convencional, se convierten en una opción interesante.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario