Crítica de: Shrek. Felices para siempre

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSnzlXVRvI/AAAAAAAAAT8/bLj9Tfh1ZpU/s1600/3.png


Agridulce capítulo final

Cuando en el año 2009 irrumpía en las pantallas de cine aquel extraño ogro y su curiosa ciénaga de la mano de DreamWorks, pocos podían presagiar que sería el comienzo de una interesante y respetada saga. Lo cierto es que en su momento supuso una explosión de creatividad, un desvergonzado ejercicio de humor y sobre todo un paso al frente en una “fratricida” lucha con la factoría Pixar. Nueve años después nos encontramos con el último recorrido del ogro Shrek, en un capítulo final en el que destaca nuevamente la capacidad técnica, aupada por unos excelentes gráficos 3D, y arropados a su vez por la complicidad que ha supuesto el seguimiento de las desventuras de estos personajes.

Esta última entrega contiene muchos de los ingredientes que han maravillado y conjugado favor de crítica y público a lo largo de estos años, y en este sentido poca decepción nos encontramos ante una historia que contiene un punto de originalidad y una nueva visión tanto de personajes principales como de alguna que otra interesante novedad. Una vez garantizado el espectáculo técnico, la comedia romántica que supone el comienzo va derivando en una modesta aventura que tendrá como destino final el punto de partida, aunque parezca una paradoja.

Desde una visión algo más exigente, se esperaba mucho más de este “Felices para siempre”, y en cierto modo queda la sensación de que esto ya no da para más. Que entretiene, en ocasiones divierte, pero no deslumbra ni supone un punto de ruptura respecto a convencionalismos en el cine de animación como sí lo supuso antaño. Nos encontramos pues ante una aceptable propuesta continuista, que si bien viene a mejorar la tercera entrega, se queda ligeramente lejos de las dos primeras, y supone un cierre de ciclo algo agridulce y con una sensación de que se podía haber hecho algo mejor.
Dicho lo cual continúa siendo una excelente opción a la que agarrarse en estos momentos en que la cartelera ofrece pocas garantías, al menos hasta la inminente llegada de la obra maestra realizada por Pixar “Toy Story 3”, y que -esta sí-, supone un golpe arrollador en la mesa, y una contundente victoria en esta –maravillosa- lucha por el poder en el cine de animación.

El ogro regresa a la ciénaga, la abandona voluntariamente para luego volver a añorarla. Idas y venidas de una de la más apasionante saga del cine de animación que hemos tenido oportunidad de disfrutar varios años.


sergio_roma00@yahoo.es

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario