Crítica de: Los ojos de Julia

Etiquetas:


http://3.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSomcfPypI/AAAAAAAAAUU/lkx-sfjdZYo/s1600/2.png

Bajo las tinieblas

Nuevamente nos encontramos hablando de una reciente película de terror e intriga de la mano de un joven director de nuestro cine, eso sí amparado por un Guillermo del Toro que en ocasiones cuesta creer que se involucre realmente en algunos proyectos. Un género muy bien tratado en los últimos años en nuestro país, y rompiendo moldes en cuanto a estética y originalidad. En nuestra retina aún permanecen películas como “Los otros”, “Rec”, “El orfanato” y directores como Fresnadillo o los hermanos Pastor, con cierta relevancia fuera de nuestras fronteras.

En esta ocasión la película viene firmada por Guillem Morales, del que sólo conocemos la modesta “El habitante incierto”, y al que se le ha dado la oportunidad de contar con un buen reparto y con una cuidada producción.
El resultado final no se puede decir que esté a la altura de lo anteriormente mencionado. Junto a Oriol Paulo diseña un guión que si bien tiene cierto atractivo al comienzo de la película, según se va desarrollando la historia se va convirtiendo en una acumulación de clichés y de elementos poco novedosos, que obligan a ir perdiendo poco a poco el interés.

Julia es una mujer que poco a poco va perdiendo la vista debido a una enfermedad degenerativa, al igual que le ocurrió a su hermana gemela. Este ambiente de tinieblas lo aprovechará Morales para jugar con artificios bastante convencionales aunque de una manera correcta y aceptable en algunos momentos. El problema es que todo lo que se aventura sorpresivo, novedoso o intrigante se va convirtiendo en encajes abruptos de guión que nos dejan la sensación de haber visto alguna vez aquella u otra escena, y convierten a la historia en relato muy conservador y con pocos alardes imaginativos.

Para elevar el tono de la película nadie mejor que Lluis Homar en un nuevo excelente papel, y la popular Belén Rueda, que si bien realiza un papel bastante destacable se ve oscurecido por las limitaciones del personaje creado, y sobre todo por la descarada copia del personaje reciente de Laura en la película “El orfanato”. Y lo cierto es que se encuentran algunas más similitudes con esta película que hacen cuestionar seriamente la elección del reparto.

Morales también nos guarda un pequeño homenaje a “El silencio de los corderos” y nos permite rememorar tiempos felices del género, aunque la diferencia sea palpable y demasiado destacada.

En líneas generales la película se disfruta como una más para los amantes del género, y con cierto atractivo para el resto, con muy pocas ambiciones a priori y con la urgente y poco plausible necesidad de agradar a todo tipo de público.



sergio_roma00@yahoo.es

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario