Crítica de: Código fuente

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

Regreso a la memoria reciente

Fue una película tan estupenda la realizada por Duncan Jones hace tan sólo dos años, que la siguiente le correspondía una merecida expectación y una ganas de comprobar que ciencia ficción y thriller se pueden combinar de manera brillante. Y lo vuelve a lograr. Aunque el aumento de presupuesto no suponga un correlativo aumento de calidad, sí estamos ante una nueva buena película de un director que sabe observar con ojos diferentes un género del que no resulta en absoluto nada fácil conseguir resultados positivos.
Duncan Jones tiene talento para este género. Se mueve con elegancia, brillantez y mucha determinación a la hora de sorprender jugando con los tiempos, las imágenes y un guión (Billy Ray, Ben Ripley) perfectamente elaborado para que no quede ni un solo cabo suelto, a pesar de que a veces “Código fuente” se deje llevar por terrenos llanos y sencillos.
En esta ocasión el guión nos traslada a los viajes en el tiempo, o más estrictamente los viajes a la memoria, a los últimos ocho minutos de la memoria para protagonizar una y otra vez ese momento hasta conseguir un objetivo concreto. En este sentido es invitable que nos vengan a la cabeza películas tan emblemáticas como la magnífica “Atrapado en el tiempo”, “Regreso al futuro” o la interesante “Los cronocrímenes” de Villaronga.
“Código fuente” posee su propia particularidad y quizás va un poco más allá en este subgénero para adentrarse en un terreno pantanoso donde realidad y ficción se diluyen para crear una tercera dimensión temporal de dudosa coherencia.
Jones maneja con soltura el guión, se concede pocas licencias y por ende pocos errores aparentes y permite un seguimiento fluido, coordinado y con el suspense necesario y pertinente para que el corto metraje atrape al espectador con suficiencia y sin altibajos.
Jake Gyllenhaal y Michelle Monaghan demuestran una química especial y necesaria para afrontar complicados papeles, y la bella Vera Farmiga consigue ser un eje central perfecto en un diagrama de personajes y situaciones de ligera complejidad en algunos casos y de elevada actitud fílmica en todos.
La ciencia ficción está de enhorabuena siempre que Jones acoja un proyecto con tanta solvencia y brillantez como lo hizo en “Moon” y lo vuelve a repetir en esta ocasión con una película que a buen seguro no pasará desapercibida en pantallas y que supone todo un soplo de aire fresco en un género que como la reciente malograda “Destino oculto” demuestra que necesita no sólo de una buena historia, sino también de un buen artesano que sepa manejar todas y cada una de las piezas de un complejo puzle de elevada factura.

sergio_roma00@yahoo.es

1 Cine-Comentarios:

  1. Anónimo dijo...:

    Los cronocrimenes de Villaronga,...y Pa Negre es de Vigalondo no? :-)
    Codigo Fuente, que he podido ver en un preestreno es simplemente fantastica...

Publicar un comentario