Crítica de: Stoker

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

Secretos de familia

Si hablamos del cineasta coreano Chan-wook Park es inevitable que vengan a colación películas tan importantes como fueron las incluidas en su trilogía de la venganza “Sympathy for Mr. Vengeance”, “Oldboy (2003)” o “Sympathy for Lady Vengeance”. Y es importante nombrarlas a parte de la trascendencia que han supuesto en el género del thriller, porque contienen rasgos y signos identificables, que también encontraremos en esta estupenda “Stoker” y que nos permitirán observarla desde un prisma diferente.

Un comienzo en voz en off narrado por la protagonista India acerca de sus supuestos poderes extraordinarios en torno a las escuchas y a las miradas nos señalará que estamos ante una película especial, y que se acercará al género del terror con bastante sutileza, sin abandonar un thriller que tanto domina el director coreano. Así mismo, desde un primer momento estaremos en condiciones de apreciar una fotografía (a cargo de Chung-hoon Chung) adecuada al género que nos ocupa y sobre todo una música (Philip Glass) que nos permitirá disfrutar de hora y media de cine de terror o suspense bañado con thriller de primera categoría. Tan sólo cabe esperar un buen guión.

La muerte del padre de India con quien mantenía una estrecha relación dará lugar al acontecimiento más importante en la familia, la llegada del hermano menor del padre (Charlie) del que parece ser no se ha había hablado en todos estos años, más allá de que era un incansable viajante. Evidentemente Charlie guarda un secreto, que será lo que se aborde a lo largo de la película y lo que encenderá el motor de esta brillante película.

Chan-wook Park se encargará con precisión de crear un extraño aura en torno a la figura de Charlie, y el actor Matthew Goode (“Match Point”) pondrá a su disposición su talento para formar un personaje lo suficientemente atractivo como para que consiga un discreto magnetismo y lo suficientemente enigmático para que logre esa inquietud que no nos abandonará hasta prácticamente el final de la película.

Como hemos dicho, tanto fotografía, como música se sitúan en perfecta armonía con el clima de la película y Chan-wook Park sabe aprovecharlo de manera excelente para que “Stoker” siempre se mantenga en un elevado nivel, y será de agradecer la extremada valentía con la que se acerca a una historia de suspense escrita por el actor Wentworth Miller (protagonista de la serie “Prison Break”) influida por películas como “Dracula de Bram Stoker” o “La Sombra de una Duda” de Alfred Hitchcock). De esta última, es evidente el paralelismo entre ambos “tío Charlie” de las dos películas.

La primera película de Chan-wook Park rodada en inglés es espléndida, cargada de códigos, matices y claves dignos del mejor cine de Hitchcock, con unas interpretaciones que van desde las aceptables Matthew Goode y Nicole Kidman (en un papel que sin duda nos recordará a aquella Grace de la película de Alejandro Amenábar “Los Otros”) hasta la magnífica interpretación de Mia Wasikowska ("Alicia en el País de las Maravillas (2010)") en un inquietante papel gótico que realiza a la perfección y que le permite coordinar de manera adecuada la intensa relación con el tío Charlie.

Es evidente que Chan-wook Park no ha contado con la libertad plena de sus películas coreanas, y quizás la participación (que no pudo finalmente ser) de Colin Firth en el film hubiese dado un tono mayor a la película, pero el resultado final de esta película es notable y su recomendación es obligada para amantes del género y para seguidores del director coreano.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @Sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario