Crítica de: El intercambio

Etiquetas:

http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

La lucha hasta el final de una madre coraje



Si hay alguien en estos momentos capaz de capturar una historia real y transformarla en una buena película ese es sin duda Clint Eastwood. Y nos llega esta tremenda historia por los pelos, ya que fue rescatada de unos antiquísimos archivos a punto de quemarse, por parte del periodista y guionista del film J. Michael Straczynski. Una historia real, cruda y especialmente conmovedora que cuenta la historia de una auténtica madre coraje (Christine Collins) a la que la arrebatan su hijo. Al cabo de unos meses el niño aparece, pero para la madre ese no es su hijo, y al fin y al cabo ¿quién mejor que una madre sabe quién es su retoño? ¿O es que realmente la desesperación ha hecho volverse loca? Estas cuestiones y alguna que otra más harán que la película adquiera un vertiginoso ritmo que no desciende en ningún momento y que permite una tensión adecuada y absorbente.

El gran acierto de esta producción es, como ya he comentado, contar para su dirección con un maestro como Clint Eastwood, valorado de manera unánime ahora por todos, y vilipendiado en no pocas ocasiones por sus primeros trabajos. A pesar de las controversias que ha generado su cine, tras “Sin perdón” (sin olvidar la magnífica “Bird”) no cabe duda que su carrera dio un verdadero salto ascendente que le mantiene en la cresta de una ola de buen cine y gran aceptación popular y de crítica. Eastwood ha utilizado todos los elementos necesarios para crear una gran película al más puro estilo clásico, incluido un cuidadísimo tacto a la hora de tratar el tema en todas sus vertientes así como un tiempo narrativo manejado con auténtica destreza y con gran sentido estético.

Otra de las grandes bazas con las que se ha contado es sin duda la pareja principal de actores. Por un lado John Malkovich, en un brillante y duro papel que ha acometido con soltura y madurez. Por otro lado, la siempre exuberante Angelina Jolie en un trabajo que bien pudiera hacer que la veamos de nuevo en la alfombra roja, pero con un papel que por físico y por clichés previamente adoptados por esta actriz hacen perder algo de credibilidad a Christine Collins. Su trabajo en general es encomiable salvo alguna escena de sobreactuación, pero creo que no se trata de un acierto la elección de esta actriz para un papel tan complicado. Aún así, la película no baja enteros por este detalle, y a buen seguro a muchos le gustará su presencia en esta película.

Todos los demás cumplen con su cometido de manera correcta, en una historia que va creciendo minuto a minuto y que nos depara sorpresas hasta el último momento, además de momentos emotivos, en ocasiones duros, y siempre en un clima de estricta seriedad narrativa. Nada es casual y nada se escapa de las manos del director norteamericano, y todo lo superfluo queda a un lado para centrarse en misterios, emociones, intrigas y sentimientos que serán el eje central de toda la inquietante historia.

No se trata de la mejor obra de Eastwood, pero sin duda alguna estamos ante una nueva perla en la brillante carrera de este director –por fortuna- incansable.


sergio_roma00@yahoo.es

1 Cine-Comentarios:

  1. Manhattan dijo...:

    Devuelvo visita a este interesante blog.

    Debatamos pues sobre cine. Aunque en el tema de CHANGELLING hay poca discrepancia.

    ;-)

    Un abrazo

Publicar un comentario