Crítica de: Sombras Tenebrosas

Etiquetas:

 http://2.bp.blogspot.com/_55i2EntjLes/TLSn_Gfv5SI/AAAAAAAAAUE/vjmtTVGPb0g/s1600/4.png

Sombras tenebrosas

Estamos tan acostumbrados a que Tim Burton nos sorprenda o nos deleite con cada uno de sus proyectos, que la aparición de una nueva película suya supone todo un ejercicio de expectativa ilusionante. Y no es para menos, películas tan maravillosas como “Ed Wood” y la decadencia desde el lado más humano y sentimental, “Mars Attacks” donde la invasión extraterrestre se disfraza de frívola amenaza, “Sleepy Hollow” como asombroso cuento detectivesco, “Big Fish” y la magia elevada a la máxima esencia, “La novia cadáver” donde la animación invita a la ensoñación, “Charlie y la fábrica de chocolate” un mundo infantil cargado de nostalgia y valores y la reciente y discreta versión de “Alicia en el país de las maravillas” entre otras muestras cinematográficas, nos han conducido a un mundo tan personal, artístico y en algunos casos genial, que su cine deslumbra y sobre todo ilusiona.

“Sombras tenebrosas” no decepciona en absoluto, lo cual ya sería suficiente argumento para valorarla. Burton emplea dos caras suficientemente conocidas de su cine, el eterno Johnny Depp en un nuevo y brillante papel y Helena Bonham Carter en un papel poco agradecido pero muy bien llevado. Además cuenta con caras nuevas para él, como la siempre guapa Michelle Pfeiffer, Eva Green, Jackie Earle Haley, Jonny Lee Miller. Todos y cada uno de ellos fabulosos en sus papeles, disfrutando y absorviendo todos y cada uno de los rincones del “mundo Burton” para no sólo adaptarse a él, sino aportar su grano de arena para hacerlo más importante todavía. Es sin duda alguna, el plano interpretativo, y una estupenda dirección de actores uno de los platos fuertes de esta película.

Una película que cuenta una historia basada en una antigua serie de televisión, y que nos relata la historia de una familia que llega a Estados Unidos en el siglo XVIII para intentar formar un imperio económico, pero que arrastra una importante maldición de la que deberán desentenderse si no quieren que se alargue a lo largo de los años, o de los siglos. Una historia que pudiera parecer un tanto sencilla, pero que se va enriqueciendo continuamente en torno a unos sensacionales personajes y a unos mágicos efectos de guión propios de un artista de la narración, así como de las escenas, como es Tim Burton.

Hay comedia, mucho tacto a la hora de abordar escenas eróticas, momentos emocionantes y la agradable sensación de estar inmerso en un mundo tan mágico como ilusionante, tal y como nos tiene acostumbrados el genial cineasta californiano a lo largo de toda su filmografía.

Hora de divertirse sin complejos.



sergio_roma00@yahoo.es
Twitter: @sergio_roma

0 Cine-Comentarios:

Publicar un comentario